Hoy todas las personas que ocupan puestos de administrador, consejero, directivo y/o ejecutivo en cualquier sociedad mercantil, de cualquier índole (cooperativa, limitada, anónima, etc.) o cualquier institución (asociación sin ánimo de lucro, agrupación de intereses, fundación, etc.) están expuestos a que una reclamación llevada a cabo por su gestión, o contra la entidad que representan  afecte directamente a su propio patrimonio y el de su familia, además de su imagen y futuro profesional. Así lo determina la actual ley de responsabilidad civil.

La responsabilidad de los Consejeros y Directivos de las empresas se establece específicamente en la Ley de Sociedades [artículos: 64 (derechos fundamentales), 72 (responsabilidad frente a la compañía), 73 (Solidaridad), 78 (responsabilidad frente a los acreedores ), 79 (responsabilidad frente a los socios y terceros)]  y otras legislaciones sobre diversas materias, como la legislación sobre competencia, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), etc.

La ley responsabiliza a los Consejeros y Directivos de la reparación de los daños provocados a la propia sociedad, acreedores, empleados y terceros en general, donde se incluyen los accionistas, por errores de gestión en el desempeño de sus funciones.

Ejemplos de estas posibles reclamaciones:

  • Por firma de cheques sin fondos
  • Contratos con proveedores insolventes
  • Acoso laboral o moving
  • Divulgacion de secretos empresariales
  • Enriquecimiento personal
  • Reclamaciones de hacienda o de la seguridad social
  • Incumplimiento de confidencialidad, etc.

No es imaginable desempeñar actualmente un cargo de administrador en una mercantil o directivo en una entidad, sin tener contratada una póliza de D&O. Sería una forma irresponsable de estar expuesto a cualquier reclamación o sanción administrativa.

Este seguro nos garantiza la respuesta frente a las reclamaciones tanto en defensa jurídica y fianzas, como en las posteriores indemnizaciones si así lo designa el Juez, y la posterior recuperación de Imagen Reputacional si es el caso.

Si bien, este seguro habitualmente se contrata por parte de una entidad o sociedad, cubriendo así el riesgo de todos sus Directivos, cuando una persona ostenta varios cargos de Administrador y/o Directivo o Consejero en diferentes entidades o sociedades, también se puede contratar a título individual, dando cobertura a su papel de administrador/directivo en todas sus empresas.

Según el VII Estudio Marsh Sobre el Mercado Español de Seguros D&O, elaborado por la correduría Marsh en 2014, aunque el 74% de las empresas españolas todavía no contratan este seguro, este tipo de póliza sigue expandiéndose. En concreto, los datos revelan que en 2013 se produjeron un 34% más de contrataciones por parte de las compañías, que invirtieron 154 millones de euros, un 6% más que en 2013, en proteger a sus consejeros y directivos.

El análisis revela que el sector servicios acapara el 44% de las pólizas de este tipo, seguido del sector industrial con un 43%. Por comunidades, los directivos con mayor número de seguros por de Responsabilidad Civil son los madrileños, catalanes, andaluces, valencianos y vascos. Por otro lado, este tipo de coberturas tiene una mayor acogida en empresas del Ibex 35, ya que el 100% de ellas contrata este producto. Les siguen  las sociedades cotizadas, con un 79%, las sociedades sin cotizar, con un 63%  y las pymes, con un 39%.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted